InicioPrincipalRevitalizar las dehesas, objetivo de un proyecto LIFE

Inicio

Revitalizar las dehesas, objetivo de un proyecto LIFE

Foto equipo LIFE REGENERATE webEl Programa LIFE (Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima) de la Unión Europea financia proyectos que propongan soluciones y mejores prácticas de cara a cumplir con los objetivos medioambientales y climáticos europeos. Uno de ellos es el proyecto LIFE Regenerate, coordinado por la Universidad de Extremadura. LIFE Regenerate tiene como objetivo “rehabilitar” la dehesa, a través de la propuesta de un modelo de negocio para PYMES, sostenible desde un punto de vista económico y social. El objetivo final es que la explotación genere beneficios, sea rentable, y que el empresario no dependa de subsidios económicos. 

LIFE Regenerate tiene 6 socios: la Universidad de Extremadura, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Sassari (Italia), la Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) y las empresas IDForest y Volterra Ecosystem S.L. Francisco Javier Mesías, Profesor Titular en el área de Economía Aplicada que pertenece al Instituto Universitario de Investigación en Recursos Agrarios INURA, es el investigador principal de este proyecto en el que también participan investigadores de los departamentos de Producción animal y Ciencia de los Alimentos; Biología Vegetal, Ecología y Ciencias de la Tierra; Ingenierías del Medio Agronómico y Forestal y Anatomía, Biología Celular y Zoología.

En esta entrevista, el profesor Mesías explica el ambicioso programa de trabajo de este proyecto que ha comenzado en septiembre de 2017 y que está previsto que concluya en octubre de 2021.

¿En qué contexto nace este proyecto?

La idea principal de este proyecto es buscar nuevas alternativas para la dehesa, un sistema silvopastoral típico del clima Mediterráneo, que atraviesa por enormes dificultades. Hoy, la dehesa ha perdido rentabilidad, ya que las explotaciones necesitan mucha inversión pero generan recursos poco rentables. Se han intensificado las producciones y abandonado prácticas tradicionales, por ejemplo, se ha perdido la diversidad ganadera en favor del ganado vacuno. Las consecuencias están ahí, peor calidad de pasto, erosión del suelo y pérdida de biodiversidad y de regeneración natural. Estos efectos provocan a su vez que la explotación se vuelva cada más dependiente de insumos de fuera, lo que incide de manera negativa en su rentabilidad, y en que se termine abandonando la dehesa. Es un ciclo muy lento que exige un cambio de orientación que combata la pérdida de regeneración natural, la degradación del suelo  y recupere el pastoreo rotacional, entre otras metas.

¿Por qué la dehesa es especial?

La dehesa es biodiversidad y cultura, forma parte de nuestras tradiciones y patrimonio cultural. Perder la dehesa significa abandonar nuestra herencia. Tiene unos beneficios medioambientales obvios y contribuye a fijar el CO2 en la lucha contra el cambio climático, además de producir alimentos de alta calidad y muy valorados por los consumidores, tanto en España como en otros mercados. No obstante, no se debe olvidar que el origen de este maravilloso ecosistema es la intervención del hombre en el bosque Mediterráneo de encinas y alcornoques, que se fue aclarando a lo largo de los siglos para permitir el aprovechamiento ganadero y agrícola. Sin la intervención del hombre, la dehesa se degrada a matorral y se termina perdiendo este increíble hábitat. 

¿Cuál es el enfoque de LIFE Regenerate?

Se trata de un proyecto global, es decir, no incide en un único aspecto en concreto como puede ser la seca de la encina o la calidad del pasto. Lo que pretendemos es mejorar la rentabilidad de la dehesa, mediante la disminución de su dependencia de insumos externos, buscando otras alternativas económicas y trabajando para mejorar el sistema en distintas acciones. Así, por ejemplo, diseñaremos y aplicaremos medidas que incidan en la salud de los árboles, calidad de los pastos, el pastoreo rotacional con la introducción de varias especies de animales en distintos periodos y parcelas (por ejemplo, estudiamos la cría de pavos en libertad como ingreso alternativo y sostenible), e incluso, nuevas plantas medicinales que disminuyan la dependencia de medicamentos del ganado. 

En el caso de salud de los árboles, una de las medidas será micorrizar la planta mediante la inoculación de un hongo en el suelo que se asocie con el árbol a través de las raíces. El hongo mejora el estado sanitario de la planta y disminuye la necesidad de abonos, ya que contribuye a la fijación de nitrógeno. En este sentido, vamos a desarrollar un kit para la detección de la seca por parte del propietario y a desarrollar la producción de hongos y trufas en la dehesa, lo que constituiría un nuevo ingreso para la explotación y mejoraría la diversificación de actividades.

¿Cómo se va a adaptar la dehesa ante la escasez de agua prevista en las próximas décadas?

En general, la dehesa se adapta bien a lluvias escasas e irregulares. En este proyecto queremos aplicar la denominada “Agricultura de líneas claves”, una técnica que se ha llevado a cabo en zonas áridas de Australia y Estados Unidos. El laboreo sigue unas líneas claves que mejoran la retención de agua por el suelo, y ésta se distribuye por toda la superficie, de forma que se evita la escorrentía (la corriente de agua de lluvia que circula sobre la superficie). De esta manera, se evita la erosión del suelo y el descenso de la productividad. 

¿Cuáles son las fases del proyecto?

Primero, se realiza un estudio inicial valorando las condiciones actuales; a continuación implementaremos las medidas en la finca experimental en Salamanca, dependiente del CSIC, y en la finca de la Universidad de Sassari en Cerdeña. Posteriormente, la replicación de estas medidas se llevará a cabo en fincas particulares. Nuestro objetivo son las dehesas con un tamaño pequeño y mediano. Pretendemos ofrecer a estas pequeñas y medianas empresas ganaderas un modelo de negocio de la explotación y herramientas que por sí solas no son capaces de desarrollar. Esperamos poder eliminar la dependencia de subsidios y ayudas a través de la mejora de la rentabilidad, con la diversificación de recursos, mejora del pasto y aprovechamiento de recursos. 

Por último, el proyecto prevé una importante labor divulgativa dirigida a los ganaderos y empresarios. Los proyectos LIFE pretenden continuar en el tiempo, se crean infraestructuras, se generan experiencias y también beneficios para la sociedad.

 

Videos

banner revista viceversa

Twitter

 

Servicio de Difusión de la Cultura Científica

Edificio Guadiana 

Avda de Elvas s/n 06006 (Badajoz) 

Tlf. (+34) 924 289 649 

culturacientifica@unex.es    @CulturaUEx

 LOGO FECYT-ucc                                                                                                                                                                        

Volver