InicioNoticias

Noticias

Cada gota de agua cuenta

gota de agua“La respuesta está en la naturaleza” es el tema central del Día Mundial del Agua este año.  Para salvaguardar este recurso natural, es fundamental reutilizar el agua. Así, lo ha expresado Eva María Rodríguez Franco, investigadora del grupo de investigación Tratamiento De Aguas. Este equipo de científicos tiene como una de sus principales líneas de investigación la reutilización a través de procesos de oxidación biológica y química. Con motivo del Día Mundial del Agua, la investigadora Eva María Rodríguez explica en esta entrevista las claves para un uso sostenible del agua. 

¿Cuál cree que es la clave en el uso responsable del agua?

La clave, como en todo, es la información. Es importante que conozcamos la realidad del agua y seamos conscientes de que la disminución en su calidad y cantidad afecta a los ecosistemas y a los posibles usos que le podamos dar. La contaminación, el cambio climático, la mala gestión de los recursos, los factores demográficos y el mayor consumo están dando lugar a un aumento de las zonas con estrés hídrico a nivel mundial. Para que nos hagamos una idea de la magnitud del problema, la ONU estima que en 2025 la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua. Es un problema de todos y todos tenemos que involucrarnos. 

¿Qué gestos podemos usar en nuestros hogares para reducir el consumo de agua?

En España el consumo doméstico medio es de unos 150 litros diarios por persona. Un valor que, si bien ha disminuido considerablemente en la última década, aún podemos mejorar. Son importantes los pequeños gestos como cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes, usar cisternas de doble descarga y grifos con dispositivos ahorradores, etc., que nos permiten ahorrar agua. Además, la tecnología está de nuestra parte: los electrodomésticos son cada vez más eficientes, tanto en consumo energético como en consumo de agua.

¿Existen garantías sanitarias en la reutilización del agua?

La reutilización de aguas residuales urbanas tratadas se encuentra regulada a través del RD 1620/2007, que a día de hoy prohíbe expresamente su empleo en la obtención de agua de consumo humano, entre otros. Este Real Decreto establece los criterios mínimos de calidad que debe cumplir el agua regenerada (en términos de turbidez, presencia de E. coli, nematodos intestinales, etc.), en función del uso que le queramos dar, ya sea urbano, agrícola, industrial, recreativo o ambiental. Para no superar estos límites es necesario una etapa final de desinfección, que garantiza desde el punto de vista sanitario el empleo seguro de las aguas regeneradas con estos fines. Por desgracia, en nuestro país aún andamos en pañales en cuanto a reutilización de aguas. Sólo la región de Murcia y la Comunidad Valenciana reutilizan un volumen de agua residual urbana significativo, sobre todo en agricultura. 

¿Qué usos se le da al agua en la región de Extremadura?

Nuestra región es eminentemente agrícola, por lo que la mayoría del agua que se extrae se dedica a la agricultura. A nivel nacional la situación es similar y aproximadamente un 70% del agua se destina a la agricultura, un 20 % a la industria y el 10% restante a uso urbano. Por tanto, aunque es obvio que cada gota cuenta y hay que buscar optimizar el gasto en todos los sectores, los mayores esfuerzos se centran en el consumo agrícola, buscando sistemas de riego cada vez más eficientes y minimizando las pérdidas. Otro caballo de batalla es la recuperación de nuestros acuíferos, tanto en términos de cantidad (favoreciendo su recarga, por ejemplo, por inyección de aguas residuales regeneradas), como de calidad. Por desgracia, en nuestra región no es extraña la presencia en las aguas subterráneas de concentraciones elevadas de nitratos procedentes de la agricultura.

¿Qué medidas se deberían tomar en un futuro inmediato para prevenir la escasez del agua?

Creo que hay que prestar atención a las experiencias de otras zonas y aprender de ellas. Por ejemplo, en California, donde la sequía es algo recurrente, se contempla la reutilización como una ayuda, pero por sí sola no es la solución. Ya se ha visto que la creación de las infraestructuras necesarias para enviar el agua regenerada desde los núcleos urbanos puede, en función de la distancia, ser económicamente inviable. Debemos aprovechar al máximo las aguas de lluvia, aumentar las zonas verdes que permitan que el agua percole y se depure de forma natural contribuyendo a su vez a la recarga de acuíferos, optimizar el riego, evitar el derroche, contar con la desalación. Y sin ninguna duda, apostar por el desarrollo sostenible y la economía circular. 

 

 

banner revista viceversa

Twitter

 

Servicio de Difusión de la Cultura Científica

Edificio Guadiana 

Avda de Elvas s/n 06006 (Badajoz) 

Tlf. (+34) 924 289 649 

culturacientifica@unex.es    @CulturaUEx

 LOGO FECYT-ucc                                                                                                                                                                        

Volver