InicioNoticiasLa UEx lanza un curso de monólogos científicos

Noticias

Mujeres que hacen ciencia

tertulia badajozLa jornada concluye que una apuesta decidida por la conciliación familiar, con el reparto equitativo de responsabilidades dentro de la pareja, contribuiría a la proyección de la mujer en el ámbito científico. La conciliación familiar es fundamental para que la mujer desarrolle su carrera investigadora y ocupe puestos de responsabilidad. Conciliación que no debe estar dirigida exclusivamente a la mujer, sino a la pareja y a compartir responsabilidades en el núcleo familiar para el cuidado de los hijos. Esta es una de las principales conclusiones de las tertulias “Mujeres que hacen Ciencia” que se celebraron ayer con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia en Badajoz y Cáceres a iniciativa del Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la Universidad de Extremadura.

La mayoría de las investigadoras coincidieron en las dificultades que supone la maternidad y mantener una relación estable de pareja en el comienzo de la carrera investigadora y, sobre todo, a la hora de desarrollar el postdoctorado durante varios años en el extranjero o en otro centro nacional. A este temor se le suman las dificultades para obtener un contrato de reincorporación que permita a la investigadora regresar a la universidad de origen. La investigación universitaria es una carrera de fondo, altamente competitiva y la maternidad puede suponer un paréntesis en esta trayectoria. Aunque esto depende también, como subrayaron algunas participantes, de la personalidad de la mujer investigadora y del apoyo social y económico que tenga. En muchas ocasiones, según declararon algunas contertulias, la propia mujer se autolimita en su ambición profesional, sobre todo, en el acceso a los puestos de dirección.

La investigación es importante porque genera conocimiento que no existe y es vocacional. En este sentido, el debate durante la tertulia también planteó la importancia de la vocación a la hora de elegir estudios universitarios y que esta opción en los estudiantes no dependa exclusivamente del criterio de expediente académico. Es cierto que hay carreras muy femeninas, principalmente los estudios relacionados con ciencias de la salud, la enseñanza y la asistencia social. Pero también, las ingenierías deberían promover la labor social y humanitaria que se puede potenciar desde estas carreras.

Este tipo de actividades son positivas porque ayudan a reflexionar sobre la situación profesional de la mujer, en especial en la ciencia y la investigación. De acuerdo con el informe “Científicas en cifras 2015”, publicado por la Secretaría de Estado de I+D+i, la proporción de mujeres en el conjunto del personal investigador en España se mantiene estable desde 2009 en España en torno a un 39%. De acuerdo con este informe,  continúa la infra-representación de mujeres en la categoría de mayor rango de la carrera investigadora, ya que en las universidades públicas españolas solo son mujeres el 21% del profesorado catedrático de universidad. Esta segregación vertical también se observa en los órganos de gobierno de universidades donde las investigadoras están infra-representadas.

 

banner revista viceversa

Twitter

 

Servicio de Difusión de la Cultura Científica

Edificio Guadiana 

Avda de Elvas s/n 06006 (Badajoz) 

Tlf. (+34) 924 289 649 

culturacientifica@unex.es    @CulturaUEx

 LOGO FECYT-ucc                                                                                                                                                                        

Volver